X

En Voz Baixa

La lengua de signos es una lengua visual y gestual   que potencia una serie de habilidades que normalmente no se trabajan de forma expresa.

Algunos de los beneficios del aprendizaje de esta lengua son:

Aumenta la atención.
Favorece la memoria y discriminación visual.
Mejora la lateralidad, la coordinación oculo-manual y la propiocepción
Se toma más conciencia del entorno que nos rodea.
Potencia ambientes de silencio, necesarios en la escuela.
Ayuda a descubrir habilidades sociales y comunicativas.
Promueve valores como empatía, respeto y normalización.
Ofrece satisfacción y seguridad en su proceso de aprendizaje  al realizarse de forma fácil y lúdica.

La actividad está dirigida a alumnado de todas las edades y la metodología y contenidos se adaptan a cada ciclo de la etapa educativa.

Tags:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*